Gebro Pharma lanza una nueva dosis de Dynovase que facilita la preparación del producto


Laboratorios Gebro Pharma lanza al mercado español Dynovase, la primera presentación de 1,5 mg de epoprostenol, un fármaco indicado para el tratamiento de la hipertensión pulmonar primaria y secundaria, y para la hemodiálisis.

Dynovase, cuyo principio activo es el epoprostenol, se administra por vía intravenosa y actúa como potente vasodilatador y antiagregante plaquetario además de presentar propiedades antiproliferativas y citoprotectoras.

Esta nueva presentación de 1,5mg mejora la preparación y filtrado del producto respecto a la presentación de 0,5 mg, permitiendo al paciente una reconstrucción más fácil y rápida, especialmente en aquellos pacientes con hipertensión pulmonar en fase avanzada que necesitan dosis altas de epoprostenol.

El epoprostenol se administra por vía intravenosa a través de una bomba de perfusión. Es un procedimiento incómodo. Y en este punto están los beneficios de esta nueva presentación de Dynovase pues los pacientes no necesitarán recargar la bomba tantas veces”, explica el doctor Antonio Román, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitari Vall d’Hebron de Barcelona.

Actualmente, Gebro Pharma ya comercializa Dynovase en dosis de 0,5mg, desde junio de 2012 y ha ampliado la gama con el objetivo de cubrir las necesidades de los pacientes.

La hipertensión pulmonar, una enfermedad minoritaria muy difícil de tratar
La hipertensión pulmonar es una enfermedad minoritaria. Es una patología crónica y degenerativa muy difícil de tratar, tanto desde la neumología como la cardiología.

“Se trata de una enfermedad grave y progresiva y que tiene un gran impacto en la calidad de vida. Comienza con una fatiga inexplicable. Otras veces con un síncope. Pero fundamentalmente porque se dan cuenta que se cansan al caminar”, comenta el doctor Román.

Según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) presentados en 2010, en España la Hipertensión Arterial Pulmonar (HAP) tiene una prevalencia 1,5 cada 100.000 habitantes y una incidencia de 0,3 casos cada 100.000 habitantes. El 73% de los afectados son mujeres (3 de cada 4 casos) y la edad media es de 46 años.

La hipertensión pulmonar engloba un grupo de múltiples enfermedades de fisiopatología y sintomática clínica similares, y se caracteriza por una elevación progresiva de la resistencia vascular pulmonar, lo que provoca una sobrecarga del ventrículo derecho, hipertrofia y dilatación, y finalmente insuficiencia cardiaca ventricular derecha. Como explica el doctor, “el 40% de los casos es de origen desconocido. En algunos casos la enfermedad se asocia con alteraciones más conocidas como la Esclerodermia o el Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Y también puede ser de origen genético, por mutaciones de genes”.

Finalmente, el Dr. Román quiere también trasladar un mensaje muy positivo a los enfermos y a sus familias, “ya que el área de la medicina respiratoria es una en las que más se ha avanzado en la última década. Están apareciendo nuevos medicamentos en este terreno que parecen eficaces y hay esperanzas de poder encontrar la cura en un futuro próximo”.